Call Us (229) 515-8585

La guardería y el preescolar pueden ser entornos maravillosos para bebés, niños pequeños y niños preescolares dándoles oportunidades para aprender, interactuar con otros niños y crecer. Para los padres, tener cuidado infantil de calidad significa que pueden concentrarse en el trabajo, confiando en que sus hijos están siendo atendidos por profesionales dedicados

Sin embargo, esa confianza a veces se rompe, y un niño se lastima o enferma mientras está en la guardería. En tales casos, los cuidadores responsables, así como los propietarios de las guarderías, pueden ser considerados responsables de los daños causados al niño y a su familia.

Causas comunes de negligencia en guarderías 

La mayoría de los niños menores de 5 años reciben atención de alguien que no sea un progenitor, y alrededor del 25 por ciento están en guarderías, o preescolares, según Darkness to Light, una organización que tiene como objetivo poner fin al abuso sexual infantil.  Si bien todos los padres esperan que sus hijos experimenten un entorno seguro y estable, la realidad es que las guarderías a veces son negligentes. Las causas comunes de la negligencia en guarderías incluyen:

No supervisaralosniñoscorrectamente

  • No alimentar adecuadamente a los niños o no alimentarlos lo suficiente
  • Permitirquelosniñosconunaalergiaalimentariaconocida ingieran alimentosinseguros
  • Nointervenircuandounniñoestálastimandoaotro
  • Tenerequipooxidadooquenoestábienmantenido
  • Permitirelaccesoajuguetesrotosoquecontienenpequeñaspiezaspeligrosasparaniñospequeños
  • Operarenunedificioinseguroconalimañas,hongosopinturadescamada
  • Dejar al alcance de los niños materiales peligrosos como blanqueador o limpiador

En otros casos, la guardería puede no revisar los antecedentes o supervisar los empleados o voluntarios, lo que resulta en abuso físico, emocional o sexual.  Si alguna vez sospecha de abuso y cree que un niño está en peligro, llame al 911.

Las guarderías también pueden a veces violar las reglas referentes al personal y el transporte, aceptando demasiados niños por cuidador o no proporcionando asientos para niños apropiados para su edad.

Signos de negligencia en la guardería

La negligencia en las guarderías no siempre es fácil de detectar, especialmente cuando los niños no tienen la edad suficiente para hablar sobre lo que está sucediendo. Siempre es inteligente buscar cualquier cambio repentino en el comportamiento del niño, volviéndose agresivo o retraído. Los pañales sucios y la cara o las manos sucias también pueden ser signos de que algo está pasando. Los niños a veces tendrán accidentes menores incluso con supervisión, pero una guardería de buena reputación siempre debe informarle sobre cualquier lesión que haya ocurrido, creando un informe y un registro. Las lesiones sin explicación son siempre un signo de alarma. Y si bien la ansiedad por separación es normal, la reluctancia extrema a ir a la guardería puede ser una señal de que algo no está bien.

Si usted sospecha negligencia, no tenga miedo de visitar en momentos inesperados o hablar con el director sobre sus inquietudes. Si cree que se está produciendo abuso, llame a las autoridades. Para presentar un caso de negligencia en la guardería, deberá demostrar que su hijo asistió a ella. Su abogado de negligencia de guardería se basará en imágenes de seguridad, declaraciones de testigos y opiniones de profesionales médicos para demostrar que el ambiente era inseguro.

El abuso en la guardería es una experiencia desgarradora por la que ninguna familia quiere pasar. Al elegir un centro para cuidar a su hijo, siempre pregunte si existe una política de protección infantil. La guardería debe tener protocolos para cada situación potencialmente peligrosa, así como pautas que limiten la atención personal. Usted querrá saber cómo se comprueban los antecedentes de los empleados y si han recibido capacitación para denunciar el abuso. Como denunciantes obligatorios, tienen la responsabilidad legal de hacerlo

Pónganse en contacto con un abogado de negligencia de guardería en The King Firm. Es increíblemente doloroso saber que alguien en quien usted confiaba no cuidó a su hijo.  En The King Firm, buscaremos justicia para su familia, trayéndole un poco de conclusión y tranquilidad después de una experiencia terrible. Contáctenos hoy al 229-515-8585 para una consulta gratuita de su caso.

 

Call Now Button